Home / Hogar / Cómo evitar problemas con los ácaros.

Cómo evitar problemas con los ácaros.

Los ácaros del polvo son una de las causas más habituales de las alergias que sufren cada vez más personas. Estos viven sobre todo en ambientes húmedos y se detectan especialmente en otoño.

En este artículo te explicamos algunos consejos sencillos que si los realizamos habitualmente nos ayudarán a evitar que proliferen. Las personas alérgicas a los ácaros ya conocen algunas de estas medidas, pero otras quizás les sorprenderán y les pueden ayudar a notar bastante mejoría.

Deshumidificar el ambiente

Como hemos dicho, los ácaros viven en ambientes húmedos, por lo que la primera medida será valorar si en nuestro hogar puede haber un exceso de humedad (por el clima, por el lugar donde está, etc.). Si fuera así, podemos recurrir a deshumidificadores, naturales o eléctricos, que colocaremos en diferentes lugares de la casa.

Ventilar diariamente la habitación

Los ácaros se desarrollan más fácilmente en ambientes húmedos y cálidos como las sábanas, los edredones, los sofás, las cortinas, los muñecos de peluche, los colchones o los cojines, las alfombras, etc. Algunos son imprescindibles, pero en el caso de otros valoraremos si realmente los necesitamos.

Por ello recomendamos ventilar diariamente la habitación, dejando incluso si es posible que el sol dé directamente sobre los lugares donde puede haber ácaros.

Limpiar con vinagre de romero

Podemos preparar un vinagre de romero fácilmente. Dejaremos macerar unas ramitas frescas de romero en vinagre durante una semana y después ya podremos usarlo como desinfectante y limpiador casero y natural.
Para limpiar humedeceremos un paño en este vinagre y lo usaremos para limpiar los muebles y también para fregar el suelo.

Usar difusores con aceites esenciales

Los difusores aromáticos no sólo nos permiten llenar las habitaciones de olores deliciosos si no también combatir los ácaros de manera natural. Para este caso recomendamos los siguientes aromas:

  • Limón
  • Canela
  • Menta
  • Árbol de té
  • Romero
    • Lavanda

Si no tenemos difusor podemos añadir unas gotas a un spray con agua y pulverizarlo a lo largo del día en las habitaciones.Cuando compremos los aceites esenciales nos aseguraremos que sean de calidad, extraídos de la planta, y no esencias aromáticas artificiales sin ninguna propiedad.

Purificar el aire con plantas

Una solución económica y natural para purificar el aire de las habitaciones es la de poner determinadas plantas. No sirve cualquier planta, ya que algunas más bien nos pueden robar el oxígeno. Buscaremos, sin embargo, las plantas regeneradoras del aire, que son las siguientes:

  • Chrysalidocarpus lutescens (Areca, Palmera bambú): Una planta que limpia el aire durante el día. Tendremos que limpiar sus hojas a menudo, según la contaminación de la zona. Esta planta no requiere grandes cuidados, ya que se adapta a lugares con poca luz y escasa humedad.
  • Sanseviera trifasciata (Sanseviera, Rabo de tigre, lengua de suegra, lengua de tigre, espada de San Jorge): Esta planta transforma el dióxido de carbono en oxígeno durante la noche, por lo que es ideal ponerla en el dormitorio.
  • Epipremnum aureum (Poto, Potus, Ecindapso): El poto, una típica planta de interior muy resistente. No le puede dar directamente la luz solar.
  • Otras plantas que podemos escoger con la cinta, la hiedra, el ficus o la difembaquia.

Lavado semanal

Intentaremos lavar semanalmente estos tejidos que hemos dicho que promueven la proliferación de ácaros. Lo haremos con agua caliente, añadiendo al suavizante de la lavadora un chorro de vinagre de romero. Lo ideal, además, sería secar la ropa en una secadora o bien tendida al sol.
Por otro lado, aunque no semanalmente, no debemos olvidarnos de la limpieza regular de sofás, sillones y moquetas.

Productos acaricidas

En el mercado ya existen hoy en día productos acaricidas, es decir, productos específicos elaborados con materiales que evitan la proliferación de los ácaros. Su precio es más elevado, pero si sufrimos mucho la alergia a los ácaros nos conviene adquirir al menos los más imprescindibles. Podemos, por ejemplo, poner fundas antiácaros en almohadas y colchones.

También debemos tener en cuenta que en el mercado hay muchos productos para los ácaros, aunque algunos no tienen su efectividad demostrada, pero podemos valorar si nos conviene probarlos, como son las pinturas antihongos, los filtros electrostáticos, etc.

Fuente: diario interesante

Check Also

Esta es mi receta secreta, la consumí como desayuno por 30 días y quemé toda la grasa de mi cuerpo.

Hace mucho que sabemos que el desayuno es la comida más importante del día, pero este …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *