Home / Belleza / Remoje sus pies en esta poderosa mezcla de bicarbonato 2x cada semana para curar los pies secos y agrietados

Remoje sus pies en esta poderosa mezcla de bicarbonato 2x cada semana para curar los pies secos y agrietados

Los talones agrietados son un signo claro de falta de cuidado de los pies, deshidratación y, en ocasiones, de algunas cuestiones de salud. Este problema se caracteriza por afectar, sobre todo, la capa externa de la piel, aunque a veces puede penetrar profundamente a nivel de la dermis y generar un intenso dolor.

Suele ocurrir cuando la piel que rodea los talones se reseca, no se hidrata adecuadamente y recibe la presión del cuerpo sobre ella. En casos menores, este problema también puede indicar deficiencia de zinc y de ácidos grasos omega-3.

Independientemente de cuál sea la causa de los talones agrietados, estos suelen contemplarse como un problema estético, desagradable y, en algunos, casos puede causar dolor. Por suerte, hay varios remedios y tratamientos caseros que pueden ayudar a tratar la piel reseca en el talón para recuperar su salud y evitar que se convierta en un problema mayor.

Ingredientes necesarios:

  • Una esponja / cepillo / piedra pómez
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • Aceite de lavanda (opcional)
  • 4-5 litros de agua caliente en un cubo

Preparación:

Agregue el bicarbonato de sodio en el agua, mezcle hasta que se descomponga, y en el caso que desee, incluya un par de gotas de aceite de lavanda. Ponte de pie durante 20 minutos.

En ese punto, con un trapo, un cepillo limpio o una piedra pómez, frote la parte inferior de los pies. Pon una loción con una sustancia alta en glicerina o aceite de coco en los calcetines, ¡y ve a descansar! Rehaga esto algunas veces cada semana.

En caso de que tenga que obtener una pedicura casera más excepcional, prepare una pasta de bicarbonato de sodio y agua, y limpie los pies antes de limpiarlos con un paño o cepillo.

Tratamiento de vaselina y zumo de limón

La vaselina y el limón actúan profundamente en la piel ayudando a ablandar las durezas y reduciendo notablemente el problema de talones agrietados.

¿Qué debes hacer?

Sumerge los talones en agua caliente con sal durante 15 o 20 minutos. Seca bien los pies y luego unta los talones con una cucharada de jugo de limón y vaselina. Cubre los pies con calcetines de algodón y déjalo actuar toda la noche.

Check Also

Con esta crema casera adelgazante baja hasta 2 tallas, te preguntarán como lo hiciste.

La mayoría de las personas que buscan bajar de peso, siempre buscan alternativas que permitan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *